Éramos unos niños… 1987.