Arquitectura estéril, paisaje restituido. 2017.

05_DSC0226_S-17-5-4 © GSM 2017                                                                                            Urtatza, Legazpi. 2017.


Arquitectura estéril, paisaje restituido.

Inconscientemente vuelvo a revisitar una serie de lugares a lo largo de distintas épocas. Confieso que no llego a comprender cuales son las extrañas razones que me empujan esporádicamente a volver a esos espacios concretos. Uno de los escenarios con los que mantengo una relación especial en el tiempo es un pantano abandonado en medio del monte, una mole de cemento confundida entre el paisaje. Me refiero a un territorio apartado, pero a su vez relativamente cercano, ubicado en el pueblo donde resido. Se trata de una construcción de la década de los años 50, consecuencia del desarrollo industrial de la época, hoy en día en desuso. La historia de Legazpi, este pequeño municipio de la Gipuzkoa profunda, ha estado ligada a la industria del hierro durante siglos. El último periodo de esa vinculación a la cultura del hierro corresponde a la empresa Patricio Echeverría S.A., factoría que marcó el desarrollo de la zona a lo largo de prácticamente todo el siglo XX.

Ocasionalmente vuelvo a perderme allí para contemplar el paisaje cambiante, el envejecimiento de la arquitectura, su transformación al ser absorbida por la vegetación. Cada visita es distinta y la curiosidad deriva en sorpresa constantemente. No dejo de encontrarme con escenas nuevas. Aunque el paisaje no deje de ser invariablemente el mismo, en esa convivencia entre naturaleza y construcción, el espacio con el que ya mantenía un vínculo especial antes de comenzar a realizar fotografías a mediados de los años 80, treinta años más tarde sigue ofreciendo sensaciones nuevas que me llevan a contemplar el mismo panorama bajo una mirada distinta. En todos estos años he repetido la misma práctica, una tarea consistente en intentar recopilar a través de imágenes esas experiencias, fotografiando una y otra vez el lugar, realizando diferentes tomas en cada momento. Curiosamente, la sensación actual en relación a estas últimas fotografías es la de una vuelta a las primeras imágenes sobre la fábrica de Patricio iniciadas a comienzos de los 90, o quizás una prolongación de las mismas. Ahora me cuestiono, entre otras cosas, si realmente este trabajo ha surgido de manera inconsciente o si quizás siempre ha estado ahí desde el comienzo, como cuando hice las primeras fotos de la fábrica. Tal vez sea yo el que esté observando con mirada dispar el paisaje de siempre; siendo mis intereses y mis vueltas al lugar cambiantes y variables, como las razones que me animan a contemplar el mismo territorio con otros ojos.

Gorka Salmerón Murgiondo.
Fuenmayor, octubre de 2017.

 

03_DSC0235_S-17-8-1 © GSM 2017                                                                                            Urtatza, Legazpi. 2017.